domingo, 10 de enero de 2021

Sociología

Sociología

Aunque la gente común asocia el arte al placer estético, una poderosa minoría está haciendo todo lo posible para que se transforme en una rama de la sociología.

Hasta finales del siglo XIX, lo que se llamaba arte se producía por pintores y escultores atendiendo los encargos de sus clientes, pero a partir de entonces aparecieron los marchantes y galeristas que contribuyeron a que fueran los propios artistas quienes pudieran decidir el rumbo de su arte.

Una consecuencia de ese cambio fue el desarrollo de un mercado del arte en el que comenzaron a participar nuevos actores como las casas de subastas, los críticos de arte y los directores de los museos.

 En lo propiamente artístico lo más novedoso del siglo XX no fue tanto la aparición de diversas corrientes (cubismo, expresionismo, minimalismo, etc) cuanto la aparición del llamado arte conceptual, un arte mas preocupado por ofrecer reflexiones sociológicas (y, muy particularmente, políticas) que por seguir cánones estéticos.

Seguidamente mostramos algunas imágenes de ese arte pertenecientes a exposiciones celebradas en el Museo Reina Sofía (el templo del arte contemporáneo en España).  


Isidoro Valcárcel Medina-Paisaje de balcón (40 textos, uno por hoja)- Colección Museo Reina Sofia- Texto manuscrito sobre papel cuadriculado reciclado- Valcárcel Medina Otoño de 2009 21 septiembre - 21 diciembre, 2009 / Edificios Sabatini, Nouvel, Palacio de Cristal, Palacio de Velázquez y diversos espacios del museo


Daniel García Andújar-Estamos vigilando-1994-Intervención en espacio público, imagen de la playa de La Concha, San Sebastián (Exposición “Sistema operativo” 21 enero - 4 mayo, 2015)



Ignasi Aballí Mapamundi 2010, 2011. Collage sobre papel, 30 x 21 cm c/u (Exposición “Ignasi Aballí sin principio / sin final” 28 octubre, 2015 - 27 marzo, 2016)


Esther Ferrer-Biografía para una exposición-1982-Foto y tinta sobre papel (Exposición “Todas las variaciones son válidas, incluida esta” 26 octubre, 2017 - 25 febrero, 2018)  


Vista de sala de la exposición “Antoni Muntadas Entre/Between 22 noviembre, 2011 - 25 marzo, 2012”


Sin título-Rogelio Lopez Cuenca-2013 (Exposición “Yendo, leyendo, dando lugar” 03-abr-2019 al 26-ago-2019)

El contenido básico de esas obras es de, simplemente, palabras y su función no es producir ningún placer estético sino el de transmitir mensajes sociológicos y/o políticos para cuya correcta interpretación es preciso leer los textos que acompañan a cada exposición, escritos por un comisario, una nueva figura en el mundo del arte que maneja todas las claves de las exposiciones temporales que se organizan en museos y centros de arte así como otros eventos como las bienales que se celebran en unas cuantas ciudades.

En el caso del arte conceptual son los comisarios quienes aportan a las obras expuestas su verdadero contenido sociológico y/o político pues si se se dejara a la libre interpretación del espectador seguramente sucedería que este no se hubiera enterado de nada.

Por el momento ese tipo de exposiciones tiene muy poco éxito de público, pero a los museos les encantan.

 


Embalse de Porma (2017). Foto de Juan Luis García

Llaves de casas sumergidas en Riaño. Cortesía de la Confederación Hidrográfica del Duero

Las dos imágenes anteriores pertenecen a la exposición “Región (Los relatos). Cambio del paisaje y políticas del agua” celebrada en el MUSAC de Leon del 2 de diciembre de 2017 al 27 de mayo, 2018 comisariada por Bruno Marcos y Alfredo Puente que es uno de los mejores ejemplos de la tendencia explicada anteriormente.La exposición no incluye ninguna obra de arte propiamente dicha sino diversos materiales documentales como los reproducidos anteriormente pues, como se dice en su catálogo es “es una exposición fruto de la investigación sobre la transformación del territorio producida por la realización de grandes obras hidráulicas, con especial atención a los embalses del noreste de la provincia de León (Embalse del Porma y Embalse de Riaño) de cuya construcción se cumplen 50 y 30 años respectivamente en 2017. El proyecto toma su título y tiene como arranque conceptual la obra literaria Volverás a región (1967) de Juan Benet (Madrid, 1927-1993), ingeniero que construye la presa del río Porma en el leonés valle de Vegamián, y que mitifica en su novela el espacio natural y humano que va a anegar bajo las aguas, encarnando así el dilema esencial de estos procesos; aquel que vuelve antagonistas pasado y futuro, progreso y memoria.”

Se trata pues de un ejemplo perfecto de la tendencia sociológica y política de un arte conceptual creado por comisarios que puede prescindir de los artistas.


          

martes, 11 de agosto de 2020

Tridimensionalidad

 

                            Tulipanes-Jeff Koons-1995/2004-Exterior Museo Guggenheim Bilbao

 

Anish Kapoor-El gran árbol y el ojo-2009-Exterior Museo Guggenheim Bilbao

Como en los tiempos de pandemia los museos están cerrados (o con un acceso muy restringido) y no es malo hacer un poco de ejercicio uno puede pasear por la calle a ver que se encuentra.

En Bilbao sería difícil esquivar un paseo alrededor del Gugenheim y poder comentar con el/la acompañante si Koons ha acertado o no a darles esos colores tan brillantes y artificiales, así como aprovechar la ocasión para entretenerse buscando el ojo en el árbol de Kapoor.

 Centro Botín-Santander-Detalle de cubierta

 Cristina Iglesias-Desde los subterráneo-2017-Jardines de Pereda-Santander  

Renzo Piano, el arquitecto del Centro Botín, puso un especial énfasis en utilizar unas piezas cerámicas blancas para recubrir las cubiertas del edificio y, aunque dieron muchos problemas técnicos durante la obra, ¿quién puede dudar que es justamente esa piel la que hace que el Centro Botín tenga muchas más visitas al exterior del edificio que a las exposiciones que se celebran en su interior (Piano tuvo buen cuidado de dotarle de amplios accesos para poder contemplarlo).

Y tampoco ha sido mala idea que la obra de Cristina Iglesias muestre el contraste entre la lisura de esa piel con la rugosidad de lo subterráneo.

 


Palacio de Congresos de Oviedo-Santiago de Calatrava-2011

Este edificio (conocido popularmente como el Centollu) ha sido un sonoro fracaso. En los períodicos se pueden seguir detalladamente sus desventuras, pero quizá no se ha reparado lo suficiente en que una tridimensionalidad tan apabullante no es de recibo en la época en la que vivimos.


Petrit Halilaj-A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados-Museo Reina Sofía-Palacio de Cristal-2020/2021

Como se dice en el programa de mano: “el Palacio en un gran nido que conecta el interior con el exterior, a los visitantes con el entorno, abriendo ventanas e instalando estructuras y comederos que atraigan a las aves y otras criaturas que habitan el Parque del Retiro o se encuentran en tránsito…”

Esta sí es la tridimensionalidad que se demanda en los tiempos actuales.


Franz Erhard Walther-Un lugar para el cuerpo-Palacio Velázquez, Madrid-2017

Y también lo era la ilustrada en esta exposición de la obra de Franz Erhard Walther sobre las relaciones entre el objeto artístico tridimensional y la naturaleza del espectador en cuanto receptor y partícipe.

martes, 30 de junio de 2020

Desescalada

El divorcio de Fantômas
-Eduardo Arroyo-2016

                                                   El buque fantasma-Eduardo Arroyo-2018

Tras el confinamiento llegó la desescalada, una situación en la que la máscara ocupa un papel protagonista como muy bien anticipó Eduardo Arroyo en obras como las anteriores, expuestas el pasado año en el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid.

El divorcio de Fantomas nos muestra a la mujer cabeza arriba y al hombre cabeza abajo, una situación muy apropiada para los debates de género que están siendo tan importantes en la desescalada.

Y a nivel colectivo la metáfora del buque fantasma (en el que viajaba el holandés errante) no pudo haber sido más premonitoria de lo que nos sucede. No es tanto que la máscara nos dificulte la visión cuanto que nos impide saber lo que nos pasa.            

 

           Playa de Biarritz-Joaquin Sorolla-1904-La sociedad española de américa, New York City

                           George Braque-Marina. L'Estaque-1906- Museo Thyssen Bornemisza

Pero, como es verano, el que pueda irá a la playa ya sea a una tan elegante como la de Biarritz o a otra tan tranquila como la de L’Estaque. Allí podrá ver bastante de cerca a la gente y analizar como le afecta la desescalada.  

                                    Juan Genovés-El abrazo-1976-Museo Reina Sofía

Y llegarán, por supuesto, los abrazos con o sín mascarilla (Genovés fue muy hábil al pintar el grupo de espaldas).   

                                      El País Retina-Madrid- 31 diciembre 2018 - 08:22 CET  

Y también volverán los atascos.

miércoles, 3 de junio de 2020

Confinamiento

Confinamiento

El confinamiento provocado por la pandemia causada por el covid-19 está produciendo muchos efectos, pero ninguno que no haya sido anticipado por el arte (esa es una de sus grandes virtudes) como veremos seguidamente.

                     El dormitorio en Arles- Vincent van Gogh-1888- Museo Van Gogh, Ámsterdam

Cuando estamos confinados la casa se nos viene encima. Eso le pasó a Van Gogh cuando vivió en Arlés para curarse de su enfermedad. Tenía tan interiorizado su dormitorio que no tuvo ningún problema para pintarlo hasta tres veces (uno de los cuadros se deterioró y los otros dos se los envió a su hermano y a su madre). Naturalmente Van Gogh arguyó razones estéticas en sus explicaciones sobre el cuadro, pero lo cierto es que no podía quitarse de la cabeza todo lo que había en el dormitorio en el que estaba confinado.

La persistencia de la memoria-Salvador Dalí-1931-MOMA

Estando confinado el tiempo va más lento pero la memoria sigue funcionando perfectamente. Un reloj blando es mucho más apropiado para esa situación en la que no tienes nada que hacer que un cronómetro duro marcándote implacable el paso del tiempo.

Habitación de hotel- Edward Hopper-1931-Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

Aunque sin duda la idea de Hopper en este cuadro no fue la representación de un confinamiento en un hotel sino, simplemente, la de una escena de la vida moderna ¿no es cierto que una escena como esa puede haberse dado en los hoteles que han hospedado a personas en cuarentena?, ¿no es cierto, en esos casos, que las personas están totalmente solas?

Mark Rothko-No. 16 (Red, Brown, and Black)- MOMA

Cuando uno mira un cuadro como este debe sumergirse en él (esto es difícil ante una reproducción de pequeño tamaño en una pantalla) y dejar que surjan las sensaciones que produce.

Si uno lo tuviera en su casa, y lo mirara estando confinado seguramente sus sensaciones serían muy diferentes a las que sentiría en una situación de normalidad o, si se quiere, de nueva normalidad. Ese es el material con el que debería trabajar para comprender que es lo que le está pasando.

 Cristino de Vera-Vanitas "en clara luz del vacío"-2007-Colección de arte de CajaCanarias

Y last but not least en tiempos de confinamiento también hay que pensar en la muerte ya sea la propia o la de los otros.

 

 










domingo, 3 de mayo de 2020

Irrealidad


Si en estos tiempos pandémicos se trata de no dejarnos vencer por la realidad que vemos a nuestro alrededor puede ser de interés revisar lo que ha hecho el arte pictórico al respecto. No olvidemos que, de una manera u otra, el arte es un testigo de la historia.

Impresión, Amanecer-Claude Monet-1873-Museo Marmotan Monet

Este es el primer cuadro impresionista o, dicho de otra manera, el primer cuadro que no quiere representar la realidad tal cual es sino como la ve el artista. Lo hace de manera optimista: al amanecer el sol no nos falla, sigue saliendo todos los días.

Las grandes bañistas-Paul Cezanne-1905-National Galery

A principios del siglo XIX nadie podía ver una escena como esta en ningún sitio, pero el artista pudo imaginársela para compartirla con el público.

Las señoritas de Avignon-Pablo Picasso-1907-MOMA

Con esta obra Picasso dio un paso más que Braque para alejar el arte de la realidad y situarlo en un territorio propio sometido a sus propias leyes.

Georges Braque-Mujer con mandolina-1910-Museo Tyssen Bornemisza

En el camino abierto por Picasso, la representación fiel de la realidad dejó paso a la representación de lo imaginado por el artista siguiendo procedimientos propios (cubistas en este caso) buscando únicamente fines estéticos.

Metropolis-George Grosz-1917- Museo Tyssen Bornemisza 

Grosz siguió otra vía: llevar a lo que aparenta ser la realidad a su límite. Metrópolis es el estadio final de la ciudad europea si no cambian las cosas.

Piet Mondrian-Composición I-1931- Museo Tyssen Bornemisza     

Y, finalmente, se llegó, como no podía ser de otra manera, a la abstracción, es decir a la autonomía completa del arte respecto de la realidad.

viernes, 10 de abril de 2020

Pandemias


                                                  
      
Danza macabra-Hans Holbein-1538
El triunfo de la Muerte-Pieter Brueghel el Viejo-1562-Museo del Prado
Las dos obras anteriores son dos buenos ejemplos del tratamiento de las pandemias en el arte clásico. Brueghel nos muestra una visión realista de los efectos de la peste mientras que el grabado de Holbein es una ilustración de cómo se lleva la muerte al obispo (el grabado forma parte de una larga serie dedicada a todos los personajes representativos de la sociedad de la época).
Corral de apestados-Francisco de Goya-1798
La peste ha tenido muchos tipos de manifestaciones a lo largo del tiempo y, cuando se podía, se aislaba a los apestados como se muestra en esta escena de Goya. 
El grito-Edvard Munch-1893-Galeria Nacional de Oslo
A finales del siglo XIX empiezan a cambiar las cosas en el arte y Munch pinta una imagen no realista del terror (influenciada al parecer por una enfermedad familiar).
Autoretrato después de la gripe española-Edvard Munch-1919-G.N. de Oslo
Aunque en 1983 no podía saberlo, Munch fue afectado por la mal llamada gripe española y nos dejó este testimonio.
El rostro de la guerra-Salvador Dalí-1940    
Además de la gripe española de 1918 el siglo XX nos trajo dos guerras mundiales, con peores efectos. 
            Antonio Saura, Grito nº 7, 1959, Museo Reina Sofía
Antonio Lopez-1974-1981-La mitad invisible-La Gran Vía
Y para afrontar la actual pandemia tendremos que seguir gritando, pero dejando tan vacías las calles como quedó la Gran Vía de Antonio López.


viernes, 27 de marzo de 2020

Virus

                             
                         El triunfo de la Muerte-Pieter Brueghel el Viejo-1562-Museo del Prado    En 1572 no se sabía como representar los virus (entonces llamados pestes) que provocaban mortandades por lo que los artistas solo podían ocuparse de sus efectos.
CSIC-2005-Imagen del virus de la viruela 
Imagen de un coronavirus del síndrome MERS 
Otra imagen de un coronavirus del síndrome MERS 
Imagen con microscopio electrónico del Covid 19 
Las imágenes anteriores son representaciones fieles de la realidad (con un importante grado de aumento) pero a nadie le extrañaría si las hubiera visto en una galería o un museo de arte contemporáneo bajo títulos como Composición XXI, Nocturno o Fuego. De hecho, la imagen anterior del CSIC del virus de la viruela fue divulgada en un tweet haciendo notar su semejanza con una pintura al óleo
Es más, incluso cabe pensar que el arte contemporáneo ha anticipado la representación de los virus y sus efectos.
Estudio de color. Cuadrados con círculos concéntricos-Wassily Kandinsky-1918   
La ciencia nos ha explicado que los coronavirus deben su nombre a que su envoltura parece una corona, pero ¿no es eso lo que nos enseña esta obra de Kandinsky? 
Círculos en un círculo-Vassily Kandinsky-1923   
Y ¿que mejor representación de nuestra actual situación de confinamiento que esta otra obra de Kandinsky mostrando todas nuestras posibilidades de confinamiento dentro del círculo grande?
Sin título-Willem De Kooning-1939    
Aquí todo parece muy plácido pero el círculo amarillo, que parece estar en el núcleo de todos los virus) es el más grande. 
Composición XII (Serigrafía)-Luis Feito-1970
Junto al amarillo y el rojo de los virus en esta obra aparece la negrura de sus consecuencias.
Sin título (Serigrafía)-Luis Feito-2006    
La plana raya negra tras la estela generada por el círculo rojo no augura nada bueno.