martes, 30 de junio de 2020

Desescalada

El divorcio de Fantômas
-Eduardo Arroyo-2016

                                                   El buque fantasma-Eduardo Arroyo-2018

Tras el confinamiento llegó la desescalada, una situación en la que la máscara ocupa un papel protagonista como muy bien anticipó Eduardo Arroyo en obras como las anteriores, expuestas el pasado año en el Pabellón Villanueva del Jardín Botánico de Madrid.

El divorcio de Fantomas nos muestra a la mujer cabeza arriba y al hombre cabeza abajo, una situación muy apropiada para los debates de género que están siendo tan importantes en la desescalada.

Y a nivel colectivo la metáfora del buque fantasma (en el que viajaba el holandés errante) no pudo haber sido más premonitoria de lo que nos sucede. No es tanto que la máscara nos dificulte la visión cuanto que nos impide saber lo que nos pasa.            

 

           Playa de Biarritz-Joaquin Sorolla-1904-La sociedad española de américa, New York City

                           George Braque-Marina. L'Estaque-1906- Museo Thyssen Bornemisza

Pero, como es verano, el que pueda irá a la playa ya sea a una tan elegante como la de Biarritz o a otra tan tranquila como la de L’Estaque. Allí podrá ver bastante de cerca a la gente y analizar como le afecta la desescalada.  

                                    Juan Genovés-El abrazo-1976-Museo Reina Sofía

Y llegarán, por supuesto, los abrazos con o sín mascarilla (Genovés fue muy hábil al pintar el grupo de espaldas).   

                                      El País Retina-Madrid- 31 diciembre 2018 - 08:22 CET  

Y también volverán los atascos.

miércoles, 3 de junio de 2020

Confinamiento

Confinamiento

El confinamiento provocado por la pandemia causada por el covid-19 está produciendo muchos efectos, pero ninguno que no haya sido anticipado por el arte (esa es una de sus grandes virtudes) como veremos seguidamente.

                     El dormitorio en Arles- Vincent van Gogh-1888- Museo Van Gogh, Ámsterdam

Cuando estamos confinados la casa se nos viene encima. Eso le pasó a Van Gogh cuando vivió en Arlés para curarse de su enfermedad. Tenía tan interiorizado su dormitorio que no tuvo ningún problema para pintarlo hasta tres veces (uno de los cuadros se deterioró y los otros dos se los envió a su hermano y a su madre). Naturalmente Van Gogh arguyó razones estéticas en sus explicaciones sobre el cuadro, pero lo cierto es que no podía quitarse de la cabeza todo lo que había en el dormitorio en el que estaba confinado.

La persistencia de la memoria-Salvador Dalí-1931-MOMA

Estando confinado el tiempo va más lento pero la memoria sigue funcionando perfectamente. Un reloj blando es mucho más apropiado para esa situación en la que no tienes nada que hacer que un cronómetro duro marcándote implacable el paso del tiempo.

Habitación de hotel- Edward Hopper-1931-Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

Aunque sin duda la idea de Hopper en este cuadro no fue la representación de un confinamiento en un hotel sino, simplemente, la de una escena de la vida moderna ¿no es cierto que una escena como esa puede haberse dado en los hoteles que han hospedado a personas en cuarentena?, ¿no es cierto, en esos casos, que las personas están totalmente solas?

Mark Rothko-No. 16 (Red, Brown, and Black)- MOMA

Cuando uno mira un cuadro como este debe sumergirse en él (esto es difícil ante una reproducción de pequeño tamaño en una pantalla) y dejar que surjan las sensaciones que produce.

Si uno lo tuviera en su casa, y lo mirara estando confinado seguramente sus sensaciones serían muy diferentes a las que sentiría en una situación de normalidad o, si se quiere, de nueva normalidad. Ese es el material con el que debería trabajar para comprender que es lo que le está pasando.

 Cristino de Vera-Vanitas "en clara luz del vacío"-2007-Colección de arte de CajaCanarias

Y last but not least en tiempos de confinamiento también hay que pensar en la muerte ya sea la propia o la de los otros.

 

 










domingo, 3 de mayo de 2020

Irrealidad


Si en estos tiempos pandémicos se trata de no dejarnos vencer por la realidad que vemos a nuestro alrededor puede ser de interés revisar lo que ha hecho el arte pictórico al respecto. No olvidemos que, de una manera u otra, el arte es un testigo de la historia.

Impresión, Amanecer-Claude Monet-1873-Museo Marmotan Monet

Este es el primer cuadro impresionista o, dicho de otra manera, el primer cuadro que no quiere representar la realidad tal cual es sino como la ve el artista. Lo hace de manera optimista: al amanecer el sol no nos falla, sigue saliendo todos los días.

Las grandes bañistas-Paul Cezanne-1905-National Galery

A principios del siglo XIX nadie podía ver una escena como esta en ningún sitio, pero el artista pudo imaginársela para compartirla con el público.

Las señoritas de Avignon-Pablo Picasso-1907-MOMA

Con esta obra Picasso dio un paso más que Braque para alejar el arte de la realidad y situarlo en un territorio propio sometido a sus propias leyes.

Georges Braque-Mujer con mandolina-1910-Museo Tyssen Bornemisza

En el camino abierto por Picasso, la representación fiel de la realidad dejó paso a la representación de lo imaginado por el artista siguiendo procedimientos propios (cubistas en este caso) buscando únicamente fines estéticos.

Metropolis-George Grosz-1917- Museo Tyssen Bornemisza 

Grosz siguió otra vía: llevar a lo que aparenta ser la realidad a su límite. Metrópolis es el estadio final de la ciudad europea si no cambian las cosas.

Piet Mondrian-Composición I-1931- Museo Tyssen Bornemisza     

Y, finalmente, se llegó, como no podía ser de otra manera, a la abstracción, es decir a la autonomía completa del arte respecto de la realidad.

viernes, 10 de abril de 2020

Pandemias


                                                  
      
Danza macabra-Hans Holbein-1538
El triunfo de la Muerte-Pieter Brueghel el Viejo-1562-Museo del Prado
Las dos obras anteriores son dos buenos ejemplos del tratamiento de las pandemias en el arte clásico. Brueghel nos muestra una visión realista de los efectos de la peste mientras que el grabado de Holbein es una ilustración de cómo se lleva la muerte al obispo (el grabado forma parte de una larga serie dedicada a todos los personajes representativos de la sociedad de la época).
Corral de apestados-Francisco de Goya-1798
La peste ha tenido muchos tipos de manifestaciones a lo largo del tiempo y, cuando se podía, se aislaba a los apestados como se muestra en esta escena de Goya. 
El grito-Edvard Munch-1893-Galeria Nacional de Oslo
A finales del siglo XIX empiezan a cambiar las cosas en el arte y Munch pinta una imagen no realista del terror (influenciada al parecer por una enfermedad familiar).
Autoretrato después de la gripe española-Edvard Munch-1919-G.N. de Oslo
Aunque en 1983 no podía saberlo, Munch fue afectado por la mal llamada gripe española y nos dejó este testimonio.
El rostro de la guerra-Salvador Dalí-1940    
Además de la gripe española de 1918 el siglo XX nos trajo dos guerras mundiales, con peores efectos. 
            Antonio Saura, Grito nº 7, 1959, Museo Reina Sofía
Antonio Lopez-1974-1981-La mitad invisible-La Gran Vía
Y para afrontar la actual pandemia tendremos que seguir gritando, pero dejando tan vacías las calles como quedó la Gran Vía de Antonio López.


viernes, 27 de marzo de 2020

Virus

                             
                         El triunfo de la Muerte-Pieter Brueghel el Viejo-1562-Museo del Prado    En 1572 no se sabía como representar los virus (entonces llamados pestes) que provocaban mortandades por lo que los artistas solo podían ocuparse de sus efectos.
CSIC-2005-Imagen del virus de la viruela 
Imagen de un coronavirus del síndrome MERS 
Otra imagen de un coronavirus del síndrome MERS 
Imagen con microscopio electrónico del Covid 19 
Las imágenes anteriores son representaciones fieles de la realidad (con un importante grado de aumento) pero a nadie le extrañaría si las hubiera visto en una galería o un museo de arte contemporáneo bajo títulos como Composición XXI, Nocturno o Fuego. De hecho, la imagen anterior del CSIC del virus de la viruela fue divulgada en un tweet haciendo notar su semejanza con una pintura al óleo
Es más, incluso cabe pensar que el arte contemporáneo ha anticipado la representación de los virus y sus efectos.
Estudio de color. Cuadrados con círculos concéntricos-Wassily Kandinsky-1918   
La ciencia nos ha explicado que los coronavirus deben su nombre a que su envoltura parece una corona, pero ¿no es eso lo que nos enseña esta obra de Kandinsky? 
Círculos en un círculo-Vassily Kandinsky-1923   
Y ¿que mejor representación de nuestra actual situación de confinamiento que esta otra obra de Kandinsky mostrando todas nuestras posibilidades de confinamiento dentro del círculo grande?
Sin título-Willem De Kooning-1939    
Aquí todo parece muy plácido pero el círculo amarillo, que parece estar en el núcleo de todos los virus) es el más grande. 
Composición XII (Serigrafía)-Luis Feito-1970
Junto al amarillo y el rojo de los virus en esta obra aparece la negrura de sus consecuencias.
Sin título (Serigrafía)-Luis Feito-2006    
La plana raya negra tras la estela generada por el círculo rojo no augura nada bueno.

viernes, 6 de marzo de 2020

Opera


Siempre se ha dicho que Ópera=Música+Teatro pero hoy en día eso no basta. También quiere ser un arte visual y por eso sus escenografías beben de una ú otra manifestación artística. Veamos.

Imagen de Turandot (Izda)-Jose María Yturralde,Vesper, Serie Enso, 2016 (Dcha)    

Turandot se desarrolla en Asia y qué casualidad que el fondo del escenario de la ópera sea una imagen con un círculo en su interior como también sucede en la obra de Yturralde que se reprodujo en el folleto de la exposición El principio Asia.China, Japón e India y el arte contemporáneo en España (1957-2017) que tuvo lugar en la Fundación March en 2008.


Imagen de Don Carlo (Izqda)-Vista interior de edificio romano (Dcha)    


A la austera estética de la corte de Felipe II no le van bien las columnas estriadas del palacio romano pero el escenógrafo se dió cuenta que transformándolas en sobrios pilares mantenía en todo su esplendor el efecto de su perspectiva.


Imagen de El Pirata (Izda)-Olafur Eliasson, Gugenheim Bilbao,2020 (Dcha)    


Si en alguna escena los personajes tienen que mirar arriba queda muy bien disponer de medios para conseguir los efectos deseados.

Imagen de La Flauta Mágica (Izda)-Andy Warhol, Flowers, 1964 (Dcha)    

La exitosa versión de la ópera de Mozart utilizando la técnica del cine mudo y la estética pop es uno de los mejores ejemplos de una opera como arte visual.

 Imagen de Los Soldados (Izda)-Pablo Palazuelo, De somnis II,1997 (Dcha)    

Aparentemente no tiene nada que ver la reticular estructura amarilla de Los Soldados con la caótica combinación de rayas de la obra de Palazuelo, pero ¿no es cierto que ambas imágenes nos producen por un lado un cierto desconcierto y por otro la obligación de mirar hacia arriba?   

sábado, 15 de febrero de 2020

Variedad


Las obras que vamos a mostrar a continuación se exponen actualmente (Febrero 2020) en varios centros de arte de Madrid y testimonian la gran variedad de estilos que atraen (se supone) al público.

Mujer de Rodillas con girasoles-1946    

Esta obra se expone en la Casa de Mejico (inaugurada en fecha reciente) junto con otras obras de Diego Rivera, incluyendo alguna de Frida Kahlo. 

Mi colección-2007  

Esta es una de las 180 obras del poco conocido (en España) artista Joan Rabascal que se exponen actualmente en Tabacalera Promoción de Arte.

Carmen despierta (el día)-Carmen dormida (la noche)-2008    

La exposición actual de la galería Malborough incluye, entre otras, estas dos esculturas de Antonio López.

Tierra, Aire, Fuego y Agua-2014

Estas imágenes pertenecen a uno de los vídeos de Bill Viola expuestos en la Fundación Telefónica.

Sin título-1973

Sin título (El Puente II)-1979

El Reina Sofía alberga actualmente una gran exposición retrospectiva de Miguel Angel Campano a la que pertenecen las dos obras anteriores, la primera siguiendo las rigurosas leyes de la abstracción geométrica y la segunda obedeciendo las pulsiones del expresionismo abstracto.

Stop vuelvo pronto stop-2019

CentroCentro Cibeles ofrece, entre otras, una exposición de Linarejos Moreno a la que pertenece esta imagen. Su título remite tanto al telégrafo como al hecho de que el Palacio de Cibeles albergó en su día servicios de correos y telégrafos.

Salvo en la de Diego Rivera, la afluencia de público a esas exposiciones era ¡ay! escasa el día que yo las visité. De hecho, en la de Linarejos Moreno tuve la oportunidad de disfrutarla sin que nadie me molestase.

En el caso de la Galería Malborough es muy explicable que el precio de las obras ahuyente a los visitantes, pero ¿por qué interesan tan poco algunas exposiciones que, según sus comisarios, abordan cuestiones tan candentes como los desmanes del capitalismo financiero y/o las disfunciones de las sociedades patriarcales?